miércoles, 20 de agosto de 2008

¡Oé oé oé oé, oé oé!

Después de casi diez días de intenso trabajo de ya.com vuelvemos a tener línea ADSL en casa. Quiero agradecerle a esta organización; a su dirección; a su servicio al cliente (?); a sus telecos e informáticos (?); a sus técnicos, incluso se nos dijo que uno nos visitaría, pero no hemos tenido ese honor; a los administrativos(1); a los del servicio de limpieza; repetimos, a todos los trabajadores de ya.com , queremos agradecerles el interés, los esfuerzos y la abnegación en su trabajo (hay algunos servicios que están activos las 24 horas). En un principio se nos asignó un localizador de avería, pero de tanto usarlo se borró o desgastó (¡Ah! Ya han dado aviso antes! ¡Pues no consta!). Dado un nuevo localizador, que no conocemos (para qué sirve un localizador si al que hay que localizar está localizado?), se pusieron a ello (Ya se pondrán en contacto con usted). Y por fin, hoy , 20 de agosto, a las 21:00 horas, así, como el que no quiere la cosa, uno de la familia ha mirado el modem: "Oye, que la línea parece que está activa", "A ver... Sí, sí. Oé oé oé oé, oé oé!". Hasta el rano se ha alegrado, y dando un salto propio de un tal Gasol, Erre C.A. y yo hemos chocado las manos. Como estábamos tan contentos lo hemos repetido a cámara lenta, que en relidad es cámara rápida. Y éste es el momento en el que nuestras manos se han tocado:
Como el jodío es de trapo no ha sonado la palmada, que por otro lado viste mucho estos momentos, pero a falta de ello hemos cantado el Oé Oé Oé hasta quedarnos afónicos. Yo, que me había quedado colgado buscando información sobre la gacela thomson (no me acuerdo ya para qué) he quemado la Larousse, y él, Erre C.A., en un gesto que le honra, se ha meado sobre los volúmenes en llamas y me ha preguntado sobre mis antepasados en la Iglesia Católica. Una vez pasada la euforia hemos rezado un rosario por el staff de ya.com: Gracias en nombre de toda mi familia, señores de ya.com, por algo eligieron ustedes su nombre: ustedes solucionan nuestros problemas, que son sus averías, YA, de inmediato, y volvemos a tener Internet en casa (como nosotros decimos).





(1) Este agradecimiento está condicionado a la devolución que debería corresponder a nuestro pago mensual y de llamadas al 902, porque, que nosotros sepamos, nuestra instalación casera no es la responsable ni de la avería ni del poco tiempo tardado en subsanarla.

1 comentario:

DCC dijo...

Oé, oé, oé! Os echaba de menos!!!!