lunes, 17 de diciembre de 2007

Y ahora

Y ahora, que ando cerrando los grifos por donde la rutina anegaba mis voluntades, se me hace más costoso el vivir. Pero bendito precio sea éste, el de pagar con decisiones y dudas el andar más suelto de corazón, más torpemente ágil y una libra más libre. Y recuerdo con amargura la luna rota en el cielo de mis sueños, la angustia de un puñado de euros debidos, la hora ya pasada sin que yo estuviera donde debía, el cúmulo de besos no dados en el cielo de tu boca, la esperanza perdida entre los años invertidos en ir sin saber que venía. Y ahora siempre es momento, siempre estoy, siempre es siempre y nunca cuando yo quiero.

2 comentarios:

skiter (Alfonso) dijo...

Si señor. Este me ha gustado mucho. Menuda forma de escribir!!

Saludos

Mendrugo dijo...

Me animas.